3 estrategias para soltar la resistencia al cambio

5 meses ago informatevenez 0



Coach Bárbara Ortega

¿Hasta cuándo te resistes a convertirte en la persona que mereces ser?

Quiero que comprendas que si te comprendo. Sé que cambiar y transformar tu vida duele, te invito a tirar  a la basura todo eso que creías seguro y que te cambia el rumbo, y si quizás no te guste para nada, pues te toca desaprender para volver a aprender nuevas formas de ser, de sentir y actuar.

 Quizás estas demasiado casada con tu identidad actual, ese montón de YO SOY que en vez de impulsarte te impiden cambiar:

«Yo me casé para toda la vida y te mantiene al lado de alguien que te quita energía.Yo soy ingeniero y te impide emprender en lo que realmente te apasiona.Yo soy muy impulsiva y te limita a aprender a relacionarte con tusemociones.Yo soy incapaz y te limita a explotar tu potencial.Yo soy así y te mantiene estática en tu rigidez mental (esta es la peor declaración).Así pudiese dejarte una lista enorme de posiblesdeclaraciones de resistencias al cambio.

Pero hoy quiero que sepas que sin aprendizaje no hay transformación y para que exista aprendizaje tiene que darse un cambio de conducta que sea notable y si, para ello necesitas soltar esos hábitos que te definían hasta este momento pero que te han traído hasta este punto de infelicidad e insatisfacción.

Comprender que aprender es un proceso, te hará ser más paciente y perseverante contigo y esto a la larga te permitirá cosechar ricos frutos y vencer tus resistencias.

Solemos tirar la toalla en pleno desarrollo de la competencia o habilidad por la que hemos pasado tanto tiempo trabajando y ese error solo nos regresa al punto de partida, ese que nos llena de dolor y del que queremos salir, ¿Entonces qué sentido tiene regresar allí y perder todo el trabajo que hemos hecho hasta el momento? No tiene ningún sentido, pero nuestra resistencia a cambiar es tan grande que puede hacer que renunciemos.

Querer cambiar no es suficiente, necesito que realmente estés dispuesta a cambiar y para ello tendrás que acariciar tu resistencia y pedirle amorosamente que te suelte y te permita avanzar.

Yo soy una fiel seguidora de Louise Hay, ella a través de sus libros me ha permitido sanar. Con respecto a la resistencia ella habla de que se aloja en la garganta por eso sugiere en su libro «Usted puede sanar su vida» que coloques tu mano en la garganta mirándote en el espejo y repitiendo: Estoy dispuesta a cambiar. Yo aún lo hago y siento que me ayuda, pudieses probar también.

Lo que quiere decir que es necesario que estés abierta y dispuesta al cambio y para ello es importante dejar de lado la resistencia que solo insiste en mantenerte donde estas.

Para ayudarte en esta labor, además de la estrategia que propone mi querida maestra Louise Hay, te quiero regalar 3 estrategias sencillas para dejar de lado tanto resistencia:

1. Cada día marca la intención de tu cambio:

Tu cerebro siempre insistirá en ahorrar energía y cambiar es un gasto de

energía brutal para él, pues implica dejar lo aprendido durante tu vida y empezar a actuar distinto y para ello, requieres mucha consciencia de tus pensamientos, emociones y acciones.

Así que para poder ser consistente en tu intención de cambiar, es vital que la mantengas presente, cada día al despertar, marca la intención de seguir cambiando para tu evolución, así le facilitas el trabajo al cerebro, estarás manteniéndolo dispuesto y aperturado a tu cambio y por ende el gasto energético para consolidar nuevos aprendizajes será menos tedioso.

2. Visualiza tu estado deseado:

 Mantén presente la imagen y descripción detallada de la persona en la que te quieres convertir. Deja de lado lasmetas, los logros y todo esas acciones del día a día, que para ti resultan tan fastidiosas en este momento y enfócate en quien quieres ser, en quien te vas a convertir y así cada día irás renunciando a tu viejo yo y dándole paso a una mejor versión de ti, una más evolucionada.

3. Vive tu Crisis:

Deja de pretender que no duela, si en el dolor esta latransformación, pero ojo, dolor no es sinónimo de sufrimiento, el dolor es necesario, el sufrimiento es opcional y nace de la propia resistencia a cambiar y de la interpretación del dolor, puedes tomarlo desde el castigo o desde el aprendizaje, todo es cuestión de consciencia y percepción.

La resistencia al cambio es un virus que inhabilita tu superación, date cuenta cuando esté presente en tu vida, cuando te digas, mejor no insisto, mejor lo dejo, que van a pensar los demás acerca de mi cambio, y así otras ideas que tu ego escupe para paralizarse y evitar tu evolución.

La verdad te deseo más apertura y disposición al cambio, pues es lo único seguro en esta vida y quizá en la muerte.

Dios ilumine tu camino hacia tu evolución y la recuperación del poder sobre tu vida.

Con amor,

Coach Bárbara Ortega