Fe y Alegría: “Condiciones socio-económicas de un educador son miserables”

6 meses ago informatevenez Comentarios desactivados en Fe y Alegría: “Condiciones socio-económicas de un educador son miserables”



Maestros merecen ser reconocidos por su trabajo

Ciudad Guayana-. La directiva de Fe y Alegría emitió un comunicado expresando los esfuerzos y necesidades de sus trabajadores, también pidiendo al Estado asuma sus responsabilidades de la misma forma que lo ha venido haciendo el personal de esta Federación de organizaciones locales que tiene como objetivo ofrecer educación a los sectores más pobre de una sociedad.

Dentro de este enunciado aclararon que “desde el inicio de la cuarentena social, Fe y Alegría, se activó para responder y atender a los estudiantes, buscando nuevos métodos y estrategias para llegar a los estudiantes, optando por la educación a distancia debido a la situación que atraviesa Venezuela y muchos otros países actualmente, por lo que no se puede de modo presencial”.

Además, expresaron que, para el 17 de abril llegaron al 64% (66.162) de los estudiantes desde pre-escolar, Primaria, Media General y Media Técnica.

“No ha sido fácil porque las condiciones no ayudan puesto que tanto el personal como los estudiantes carecen de equipos tecnológicos (teléfonos inteligentes, computadoras, tabletas…), unido a la mala calidad del servicio telefónico y de internet, que ellos mismos pagan de su bolsillo”.

En el comunicado se resaltó que no se puede cerrar los ojos ante una situación calamitosa como lo es la mala condición socio-económica de un educador, situación que genera preocupación, angustia, incertidumbre, decepción y molestia al personal.

Para tener educación hay que mejorar las condiciones de vida del personal educativo porque está en juego la educación de los estudiantes de todo el país venezolanos.

Llamado al Estado

En el comunicado expresan que es necesario  valorar el trabajo de los profesionales de la educación (docentes, directivos, administrativos y obreros), a través de una justa remuneración y una bonificación.

 Según la Convención Colectiva Unitaria hay un retraso enorme en el ajuste salarial, no cancelado oportunamente desde el mes de octubre de 2018.

 Exigen bonificación al personal docente de “un monto único para todos” por el valor de 20 salarios mínimos, así mitigar los efectos de esta emergencia.

Solicitan dotar al personal docente de las herramientas tecnológicas necesarias para atender a la población estudiantil en esta modalidad de educación a distancia: teléfonos inteligentes, computadoras (Canaima o Tablet), conexión a internet, entre otros.

Es necesario establecer un plan de apoyo temporal en alianzas con las empresas telefónicas para la recarga en el uso de los teléfonos celulares.

Asimismo, activar un plan de emergencia para apoyar a las familias de los docentes con un combo de alimentos/proteínas.

También proveer a las familias de los estudiantes, materiales y recursos educativos, que les permita realizar las actividades escolares en el hogar.

Exigen generar las condiciones de movilidad y acceso a las comunidades que se encuentran en sectores periurbanos, rurales e indígenas, a fin de poder brindar la educación a los estudiantes que allí se encuentran.

Brindar seguridad y protección a las sedes de las instituciones educativas, para evitar que sean robadas y desvalijadas.

Mantener las infraestructuras educativas en condiciones sanitarias necesarias para el retorno a clases, a fin de evitar la propagación de enfermedades.

Desde Fe y Alegría reconocemos el esfuerzo del MPPE en esta contingencia y estamos en disposición de seguir trabajando juntos para afrontar esta crisis. Mantenemos la firme esperanza de que sean atendidas estas solicitudes para la formación de nuestros alumnos y el bienestar de nuestro pueblo. El comunicado fue emitido por Manuel Aristorena, director general de Fe y Alegría.

 

Katiusca González Gutiérrez

Pasante