Trabajadores culturales de Guayana sobreviven “como pueden” en pandemia

5 días ago informatevenez Comentarios desactivados en Trabajadores culturales de Guayana sobreviven “como pueden” en pandemia


Cursos virtuales, rebuscarse vendiendo comida u otros oficios son algunas de las alternativas. No a todos llega el “bono de cultores”.

¿Es el sector cultura prioridad? Esta pregunta se formulan los mismos trabajadores de la danza, música, teatro, artes plásticas, cine y activadores culturales comunitarios, en Guayana, en una profunda reflexión que les deja el estar confinados por más de 7 meses por las medidas sanitarias que demanda la pandemia del coronavirus.

Se inquieren sobre el tema pues en la fórmula de descongelamiento de permisos a diferentes sectores del país, no se ha asomado aún la posibilidad de autorizar el regreso al trabajo cultural, que suele, al igual que el sector educación, concentrar gran cantidad de personas.

Además de artistas y cultores (maestros que por trayectoria y experiencia merecen este título), destacan también trabajadores culturales en organizaciones e instituciones que van desde asistentes, productores, luminitos, escenógrafos, costureras, directores, entre otros.

Si bien desde antes de la pandemia “la cosa no estaba buena”, la misma dejó de manos atadas a quienes por años se han entregado en cuerpo y alma al trabajo cultural.

Y que quede claro, no están en contra de las medidas sanitarias, ni de espaldas a lo que sucede en el mundo con las alarmantes cifras de muertes y contagios que el covid 19 ha dejado a su paso.

En un sondeo realizado por PRIMICIA a algunos integrantes del gremio cultural local se evidencia tanto la preocupación por mantener la salud casi al mismo nivel del cómo conseguir el sustento económico para sobrevivir.

En lo virtual

Teatros, escuelas de música y de danza de Guayana han estado cerrados durante toda la pandemia. En algunas instituciones como el Conservatorio Cemi y la Escuela Municipal de Música se han implementado planes de educación a distancia usando Whatsapp y plataformas como Zoom o Google Meet.

Lo han sobrellevado pese a dos problemas: no en todas las casas hay una computadora o dispositivo móvil al alcance y las dificultades de una buena conexión a Internet.

Intentan no decaer y llevar de la mejor manera la situación. Dictan vía llamada telefónica tareas básicas de escalas o canciones: lo hacen porque notan la importancia que para muchos tiene el arte como aliciente de emociones y luz en medio del encierro en casa.

Lo mismo ha pasado con el sector danza. A diario se nota en las publicaciones de la profesora Zandra Patricia Rodríguez, del Ballet Zandra Patricia, como sube captures de pantalla y fotografías de las niñas y niños recibiendo las clases a distancia.

El movimiento nacional de danza no se ha aguantado y han organizado festivales virtuales en donde han participado representantes de compañías regionales como Yacambú, Infraktor Dance y hasta el Ballet Zandra Patricia.

Los bolivarenses también han hecho lo propio con el teatro. Yralí López y Mario Pereira destacaron en categorías de las actividades nacionales, con epicentro en Caracas, por el centenario del natalicio de Aquiles Nazoa.

21 artesanos de Bolívar participan, de igual modo, en una exposición virtual propuesta desde el seno del Ministerio del Poder Popular para la Cultura. Allí destaca la maestra Yris Diamon de El Callao con su propuesta de madamas.

Por otro lado en Buscadores de Libros se han reactivado cursos de pintura y costura con muy pocos participantes para evitar aglomeraciones. En otro lado de la ciudad, Artemio Fierro realiza sus talleres de dibujo usando distanciamiento y medidas de bioseguridad.

Recientemente, el Movimiento Dancístico del estado Bolívar (Modebol) se sumó, con todas las medidas de bioseguridad a la grabación en Alta Vista de un video con el tema “Jerusalema”, tendencia mundial.

Era la primera vez en muchos meses que había una convocatoria cultural de más de 20 personas.

A este balance de cómo resuelve creativamente el guayanés la pandemia se añade la cita del 27 de noviembre al 2 de diciembre del II Salón La Sarrapia perfuma la cocina patrimonial con la Fundación Folklórica Pijiguao y la profesora María Fernanda Grisel.

Allí ponentes regionales, nacionales e internacionales disertarán sobre cultura y gastronomía y habrá una muestra cultural de cantantes y bailarines en homenaje a los 50 años de Nueva Onda de El Callao.

Más detalles en el Instagram: @salonsarrapiavenezuela

Puntos de vista

Adaptados a la nueva normalidad, con estrategias virtuales y algunos cambiando de labores en pandemia, cada cultor en Guayana tiene una realidad diferente. Las opiniones sobre el tema son diversas.

“Deben reabrir los espacios desde mucho antes de la cuarentena. La gente tiene derecho al arte, al entretenimiento, a la dispersión individual, familiar (…)lo necesita porque el arte tiene que ver con el amor, el espíritu y la conciencia. Nada de eso hemos tenido desde ya años, empezando por el cierre de la Sala de Arte Sidor”, considera el profesor de música Patrick Guban, quien además destaca el punto de la alta migración de artistas del estado en los últimos años.

Para el cantante de música llanera Leonard Reyes: “todo se ha vuelto un año verdaderamente complicado. Yo opté por reinventarme en hacer otros trabajos, emprender comercialmente, informal, y hasta hacer trabajo que jamás había pensado hacer, como “caletear” una gandola de alimento. De bonos y ayudas gubernamentales, nada de eso, al estado se le olvidó la cultura en estos tiempos de pandemia”.

Reyes, de forma virtual, participó en el 52º Torneo Internacional del Joropo (Villavicencio-Colombia) y ganó el segundo lugar en Poema Inédito. “Algo que también alivió las cargas económicas”, apunta.

El titiritero, actor y promotor cultural, Mario Pereira, sí ha logrado recibir ayuda gubernamental.

“En estos tiempos de repliegue, me he quedado en mi comunidad de La 46 (San Félix), he hecho pequeñas funciones. Grabé una obra (mi Best Seller) y la envié a un concurso de la Compañía Nacional de Teatro, con ayuda del equipo de Zancos Equilibrio. Me dijeron que había ganado y la publicaron por Youtube, con el dinero compré más alimento. Sí me llega el bono de cultores y otros bonos casi semanales, los junto con los de mi esposa y eso nos alimenta”, contó.

Pereira, de amplia trayectoria en el mundo cultural, considera que “en cuánto a abrir los espacios, estoy más de acuerdo con que no los dejen destruir por el hampa ni por el olvido. El virus sigue siendo cierto, he perdido a cuatro amigos y tres amigas, incluyendo a Valerio Matihuán”.

La llegada del bono de cultores que hasta hace poco era de Bs. 390.000 (menos del precio de una Harina Pan) genera debate pues hay quienes sí lo reciben y otros que no saben cómo anexarse a las listas, previa consulta sobre si tienen el Carnet de la Patria.

Diciembre pinta como el mes de la aparente “flexibilización total”. El Gobierno venezolano ha experimentado con el modelo 7+7, de 7 días de cuarentena estricta y 7 de un horario más flexible.

El sector turismo, también paralizado, espera con ansias el mes para la reactivación de sus servicios. En el caso de los hoteles en Guayana ya se dejan ver en redes sociales anuncios de bazares navideños, muchas de estas plazas también usadas por los artistas para mostrar su talento.

Mantener las medidas de bioseguridad, evitar las concentraciones de personas (aunque esa regla brilla por su ausencia en el transporte público de Ciudad Guayana), manejando públicos no mayores a 20 o 30 personas y trabajar en espacios abiertos son algunas de las cartas sobre la mesa con las que los trabajadores culturales esperan tomar en cuenta si llegase a darse el permiso para que se reactiven tal como ha pasado con los juegos deportivos y templos religiosos.

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/LlK92aGSFbs3mDyJPMybud

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia